sábado, 23 de abril de 2016

Los Deltonos. Buenos Tiempos

Nunca es tarde si la dicha es buena. Acudo al rico y variado refranero castellano idioma en el que estos cántabros se empeñan con éxito en hacer rock americano. Porque si, definitivamente, el rock americano es posible en castellano. Y de alto octanaje. Tan bueno como el de muchos grupos allende fronteras. Así lo sigo descubriendo haciéndome con todo el catálogo de Los Deltonos, banda a reivindicar hasta el fin de los tiempos. 

Cuando el pasado 4 de marzo acudí a su concierto de Bilbao tan sólo me faltaba este disco, Buenos Tiempos que me llegó al buzón de casa al lunes siguiente. Después del concierto el propio Hendrik me comentó que si le hubiese dicho que iba me lo hubiese llevado él mismo. Un currante de la música que al mas puro estilo Juan Palomo él mismo compone, graba , edita, produce y vende. Con la complicidad de Fernando Macaya (guitarra, coros), Pablo Z (bajo) hasta hace poco Iñaki García (batería)  y hoy en día Javi Arias. Espero que lo siga haciendo con el entusiasmo y pasión que demuestra en cada grabación y concierto. 

Buenos Tiempos (2008) es el álbum que siguió a GT (2005). Pasaron tres años entre ambos, tiempo en el que seguro que tanto Hendrik como el resto de la banda no pararon quietos grabando material con sus respectivos proyectos. A veces los músicos comentan que les viene bien tener sus historias paralelas para volver con las pilas cargadas cuando se juntan. En este caso es así pero elevado al cubo. Buenos Tiempos es el último disco de Los Deltonos que ha llegado a mi casa (por ahora porque en cuanto editen el Six Pack vol II ) cae fijo y la estoy gozando. Ha sido como la traca final, justo después de verles en directo, tras rayar Salud! y disfrutar también con Saluda al Campeón y La Caja de los truenos.

El álbum consta de doce temas y no sobra ni uno. Por ejemplo en La caja de los truenos hay un par de canciones con las que no conecto demasiado aunque el nivel del resto es despampanante, pero es que aquí todas me parecen muy buenas. Es curioso porque en su página web ni La caja de los truenos ni Buenos Tiempos están disponibles. Me he hecho con ambos porque en un comentario en el Facebook en el que me congratulaba por la reedición de Saluda al Campeón les animaba a que hiciesen lo mismo con los mencionados. Entonces me llegó un mensaje privado en el que me indicaban que les quedaban algunas copias de ambos y el primero que compré fue el de La caja de los truenos. Al mes siguiente Buenos Tiempos. Lo mejor estaba por llegar. 


Este disco es una perfecta continuación a lo expuesto en GT. El patrón es el mismo. Rock americano que se bifurca por sus múltiples y atractivas variantes. Tal vez en Buenos Tiempos pese más el lado alegre y optimista respecto a la irresistible melancolía de GT que también tiene sus momentos fulgurantes. El pasado 4 de marzo en Bilbao creo que cayeron cuatro temas de Buenos Tiempos: Repartiendo, Yo puedo sacarte de aquí (si quieres), Discotheque Breakdown y Oscuridad. Tal vez sean los temas más inmediatos para el directo y parece que tanto Repartiendo como Discotheque Breakdown se han convertido ya en dos clásicos del grupo. La primera posee el típico riff efectivo que se te clava a la primera y una letra cachonda y el segundo es uno de esos temas marca de la casa muy definitorio por su letra. Una historia con la que seguro más de un rockero se habrá sentido identificado. Yo puedo sacarte de aquí (si quieres) me descolocó en la primera escucha pero ha terminado convirtiéndose en una de mis favoritas. Cierto toque pop, un piano enriquecedor cortesía de Ivan Castañeda y un estribillo de esos que cantas sin darte cuenta a todas horas. Oscuridad es otra bala certera que se incrusta sin piedad con un encantador riff machacon y otra letra inspirada. No me extraña que todos estos temas se hayan hecho fuertes en directo aunque podrían caer cualquiera de los otros ocho.


El resto no se puede despachar así sin más. Dos de los temas a los que más me costó pillar el punto son Sabanas blancas y No tienes nada. Deliciosas canciones con cierto regustillo a Neil Young & Crazy Horse lo cual es más que bien recibido en mi casa. Ambos con unas guitarras crujientes y unos punteos brillantes y cañeros que me acaban ganando. Junto a Deja Vú son las más largas del disco y cuesta más entrar en ellas pero la recompensa merece la pena. Por ejemplo Deja Vu avanza en un in crescendo impoluto, para terminar de forma brillante, con una sutileza exquisita. Me encanta la interpretación vocal de Hendrik en este tema que se ha convertido en uno de mis favoritos de sus discografía. E impagables los coros de Macaya.

De las que faltan Una última bala es al igual que Yo puedo sacarte de aquí una canción pop pero en este caso con una parte final espléndida con la guitarra de Hendrik Röver entendiéndose a la perfección con el Hammond que por los créditos creo que también toca el propio Hendrik. Un tema que parece que va ir por un lado y se escora hacia otro con brío y un final para enmarcar. Revolución es una de esas canciones por las que pierdo la cabeza. Un tema que me fliparía escuchar en directo con todos su aderezos. Es decir con el piano de Ivan Castañedael OneManMarchingBrassBand Miguel Herrero. Cada vez que Los Deltonos meten sección de vientos en alguna canción lo bordan. 



La trilogía final es imbatible. Esta vez tiene un comienzo efervescente con unos punteos deliciosos a los que se van sumando unas acústicas... luego de nuevo reinan las guitarras eléctricas con una letra que rima a la perfección. Tras cantar la primera estrofa desde el 01:30 aproximadamente hasta el 02:30 la parte instrumental me tiene atrapado... 30 días es pura dinamita. Cuando parece que va a terminar resurge con fuerza inusitada. Una puta gozada. La puntilla la pone Buenos Tiempos, perfecto final. Otra que tarareo a todas horas. Desde luego que son Buenos Tiempos para Los Deltonos y se prolongan desde hace ya mucho tiempo. En fin que si todavía hay alguien leyendo este megatocho recomiendo hacerse con una copia de este disco. Según su web ya no está disponible, una pena que sea así pero siempre podéis preguntar por si acaso. El que esto escribe esta en una nube a la que sube Susana... Salud!


4 comentarios:

si,simon dijo...

perfecta descripcion, anoche les vi en palencia y fue acojonante , un tipo esplendido

Víctor Hugo dijo...

Acabo de descubrir 'Bien, Mejor' y me parece que, teniendo los años que tiene, posee unas de las mejores guitarras que se han hecho en este país.

¡Abrazos!

Anónimo dijo...

Yo fue el primero que compré,y con suerte intentaré,también,conseguir el resto. Salud lo tengo quemao. La caja es el que mas paron me da,pero no tardo en coger los temas y darme otro gustazo con el increible sonido Deltonos. Ayer en Palencia con Simon,me dejaron descolocado. Pero donde he estado tuda su vida...
Un tio,Hendrik; chapó. Me firmo todos los discos que pille,4 en total,camiseta, se molesto en mirar la jodia talla,y un solete que te habla como si fueras un colega de toda la vida.
Entre Buenos tiempos y GT...uy...dos piezas hermanas. Me encanta "repartiendo" y mescojono con "discotheque" pero me ha pillado mucho saluda al campeón,una muestra pura de toda su trayectoria. Con "muy bien" dice que podría ser revolución 2 pero que se inspiro en la peli de Newman Laleyenda del indomable.
Gran Post
Gran Grupo
Hazme sitio en la nube que voy para aaaaallaaa!!!
Óscar

Jim Garry dijo...

Simon Simon: Están en plena forma tanto en directo como en estudio. Y el amigo Hendrik lleva treinta años al pie del cañon. Un crack.

Victor Hugo: También estoy descubriendo sus primeros discos y me flipan tb. Así que esta siendo un viaje placentero a más no poder...

Oscar: Salud! tb lo tengo quemao ja,ja. Y me encanta. Los temas en directo de este disco suenan a la altura de sus clásicos. Lo bueno con esta banda es que a pesar de llevar un porrón de años tienen un presente inmejorable y un futuro prometedor. Si, yo tb tuve la sensación cuando los vi de porque esa no era la décima vez que les veía en lugar de la primera pero nunca es tarde.

Respecto a Saluda al campeón es un ejemplo de Ep perfecto y Muy bien es apoteósica. Conocía el detalle de La leyenda del indomable. Lo mío es ya nivel enfermizo ja, ja. Y La caja de los truenos merece mucho la pena. Tal vez es el disco en el que se cuelan más canciones que hubiesen encajado mejor en los discos de Hendrik pero es que esos temas son cojonudos. Ninguna pega. Y los que son más en la onda de siempre son buenísimos como El espiritu de la montaña, No por nada o El sector de los milagros... Bueno no sigo que se me va la pinza pero bienvenido a la nube ja ja

Sex, love and rock´n soul